Echinacea Purpúrea

La Echinacea, también conocida como Rudbeckia, flor del cono, flor púrpura de la pradera o flor cónica de la pradera, es una planta perteneciente a la familia de las compuestas (Asteraceae) que junto con las orquídeas ocupan el nivel más alto en la evolución de las plantas con semillas. El origen de esta planta se ubica en América del Norte en lo que hoy es Estados Unidos, era usada por los nativos americanos como medicina revitalizante para múltiples tratamientos, incluyendo el tratamiento de mordidas de serpiente, envenenamiento, migrañas, reumatismo, tumores, malaria y hemorroides.  Posteriormente fue adoptada por los primeros colonos del siglo XVII para el tratamiento de la influenza y resfríos.  Luego, como planta perenne y decorativa, se ha extendido a casi todo el mundo.

Su tallo es de color verde oscuro y puede llegar a medir 1.2 metros de altura. Sus hojas igualmente verde oscuras, poseen una superficie algo áspera, de forma triangular y alargada. Sus flores son su característica más llamativa, y pueden ser de color rosa (Echinacea angustifolia), blancas (Echinacea pallida) o rojo / púrpura (Echinacea purpúrea). Su apariencia es similar al de las margaritas. 

Se reconoce como un estimulante de la inmunidad!. Se puede consumir la semilla directamente aunque la mayor potencia se encuentra en la raíz. Consumida con regularidad la Echinacea es como una vacuna que fortalece y protege energéticamente elevando la frecuencia del ser, así las frecuencias más densas no pueden afectarnos.

Los principios activos de la raíz son la equinacina, el ácido chicórico y el ácido cafeico, estos aumentan la producción de interferón y de glóbulos blancos. El interferón es una proteína que sintetiza nuestro cuerpo y que neutraliza los virus. Gracias a estas propiedades la planta ha sido catalogada como “antibiótico vegetal“, con un mejor entendimiento corresponde a un "fitoinmunoestimulante".

Otras propiedades que se le atribuyen son:

  • Antiséptica: incrementa la resistencia de la piel contra virus, bacterias y hongos.
  • Antiinflamatoria: ayuda a combatir la artritis crónica y disminuye la inflamación articular.
  • Cicatrizante: ayuda con la cicatrización de los bordes de heridas abiertas. Externamente ayuda a tratar úlceras, infecciones cutáneas.
  • Antioxidante: protege la piel de la acción dañina del oxígeno y los radicales libres.

Requiere de un clima templado, pero a su vez soporta las temperaturas bajas o heladas. Requiere de la exposición constante al sol, y también soporta ambientes de semisombra, se cultiva  perfectamente con las temperaturas altas del verano de la zona central de Chile.  El suelo de siembra debe ser arcilloso, suelto y con buen drenaje. Un suelo compactado le crearía dificultad a la planta para enraizar, aunque la equinácea soporta las sequías, para favorecer su rápido crecimiento se debe mantener su suelo húmedo. Se debe tener cuidado de no exceder el riego, ya que  el exceso de agua provocaría la pudrición de sus raíces.

Tipo de semilla: 

Polinización: 

Madurez (días): 

60

Semillas por gramo: 

200

Semillas por sobre: 

100

Espaciado (cm): 

40 a 45 cms

Profundidad de siembra (cm): 

1 cm

Tº de germinación (ºC): 

25°

Días para germinación (días): 

15-20 días
Código: 83
Precio: $4.500

Etiquetas: